Las cocinas son especialmente peligrosas por los elementos y fluidos que utilizamos. En las cocinas se concentran todos los ingredientes necesarios para que se produzca un incendio: trapos demasiado cerca de los fogones, sartenes que salen ardiendo, productos químicos inflamables cerca de la zona de cocinado, gas y un amplio etcétera.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), de los accidentes que se producen en el hogar, el 15 por ciento tiene su origen en la cocina. De hecho, sólo en 2016, los bomberos tuvieron que intervenir en 14.989 casas a causa del fuego que, en la mayoría de los casos, comenzó en esta estancia.

Qué debes saber para prevenir un incendio en la cocina

De ahí la importancia de llevar a cabo medidas preventivas que nos eviten pasar por este mal trago, así como contar con los conocimientos y mecanismos necesarios para saber cómo actuar en caso de que nuestra cocina sea pasto de las llamas.

Los Microondas, no dejarlo nunca desatendido cuando esté funcionando y nunca introduzca objetos metálicos (cucharillas, aluminio…). Desconecte o como mínimo deje la puerta abierta cuando no lo utilice.

Sartenes y cacerolas en el fuego, nunca llene la sartén más de la tercera parte, ni deje desatendida una sartén cuando esté en el fuego. Nunca ponga comida en la sartén si el aceite está excesivamente caliente. Enfriarlo antes echando un poco más de aceite.

incendios en cocina sarten

¿Que hacer si sale fuego del aceite de la sartén?

  • Apague el fuego con un extintor. (Aquí puede ver los más adecuados)
  • Tape la sartén con una tapa más grande que la sartén.
  • No mueva la sartén, se podría derramar aceite ardiendo y propagarse el fuego.
  • Nunca eche agua sobre el fuego.
  • Si no consigue apagarla salga de la cocina, cierre la puerta, coja las llaves de casa y abandónela cerrando todas las puertas, llame a los Bomberos, espérelos en la puerta del edificio y entrégueles las llaves de su casa.

Recuerde: los detectores de humo, no sirven para nada si la batería no funciona o está descargada. Si el detector emite un pitido intermitente, cambie las baterías/pilas.

El detector de humos puede darle esos preciosos minutos que podrán salvarle a usted y a su familia. Son fáciles de instalar y ecónomicos.

Debería aspirar dentro del detector al menos una vez al año para quitar el polvo, que podría bloquear el sensor.

Siga siempre las instrucciones del fabricante sobre dónde ponerlos, cómo cambiar las pilas y sobre su mantenimiento.

Para acabar recordaros los números de teléfono a los que podéis recurrir en caso de incendio, y que son totalmente gratuitos:

Emergencias 112

Bomberos 085 080

Protección Civil 1006

Si en el momento de sufrir un incendio los nervios te bloquean, lo mejor es que llames al 112. Ellos te indicarán los pasos que debes seguir.

> Articulo patrocinado por Grupo Profuego