Precauciones y seguridad contra incendios producidas por estufas

La precaución es la primera recomendación para aquellas personas que tienen en casa estufas, chimeneas y braseros. Es fundamental extremar la precaución con estos focos de calor, evitando que estén en contacto con cualquier elemento combustible (ropa, sofás, faldas de la mesa, etc.) que pueda arder y producir así un incendio.

También es aconsejable revisar periódicamente, en su caso, el funcionamiento del calentador a gas y de las botellas de butano que suministran fuego a la cocina.

Aleje todo elemento inflamable de esfugas y chimeneas

Manténgalos al menos a un metro de cualquier cosa que pueda quemarse y provocar incendios: muebles, cortinas,etc.

Siéntese como mínimo a un metro de distancia de las estufas o calentadores, podrán salir ardiendo sus ropas, especialmente si se queda dormido.

No seque ropa cerca de las estufas o calefactores.

Mantenga a los niños alejados de las estufas y calentadores.

No encender velas en los dormitorios.

consejos incendios estufas y chimeneas

Los incendios de noche cuando la familia está durmiendo son responsables de la mitad de las muertes y el 33% de las lesiones por fuego en calentadores eléctricos.

Además hay casas y viviendas en las que hay que se utilizan estufas de leña y chimeneas, estas al producir fuego constantemente requieren cuidados especiales. Por ejemplo, antes de instalar estufas de leña se deben inspeccionar los conductos de las chimeneas del edificio. Estas pueden estar obstruidas, o presentar daños y producir fuegos interiores en las estructuras del edificio.

Además, hay que vigilar el tiro de estas estufas de leña o carbón, y asegurarse de que la evacuación de gases al exterior se realiza eficazmente, para evitar peligrosas intoxicaciones a causa de los gases y el humo.

Finalmente, es aconsejable contar en la casa con dispositivos para la prevención de incendios, como un detector de incendios, un extintor y otros sistemas para sofocar las llamas, como mantas ignífugas.

Los pequeños descuidos con fuego pueden tener consecuencias muy negativas y son uno de los siniestros más comunes en el hogar.

> Artículo patrocinado por Grupo Profuego