El fuego, de una gran violencia, se inició en torno a la una de la madrugada en el patio interior del edificio, en el número 17 bis de la calle Erlanger, se propagó rápidamente y los bomberos no pudieron extinguirlo completamente hasta pasadas las seis de la mañana por las dificultades para acceder al lugar y la imposibilidad de desplegar las tradicionales escaleras automáticas.

LEER MAS: El Periodico