Los detectores de humos son una tema pendiente en la legislación actual de protección contra incendios en viviendas. Recordemos que en España mueren al año más de 140 personas en incendios en vivienda, sin contabilizar las personas que han sufrido daños por quemaduras o problemas respiratorios debido al humo. Siendo el humo el que causa más número de fallecidos.

detectores de humos

La prevención es siempre muy importante, no solamente para evitar incendios, sino en general. Conocer cuáles son las causas habituales que pueden provocar un incendio en una vivienda y estar atentos a que esas causas no se den en la nuestra, puede ser el primer paso. El mejor dispositivo para minimizar estos riesgos, es el “Detector de humos”.

Detector de incendios

Un Salvavidas doméstico

Un detector de humos autónomo es un dispositivo electrónico, nos va a alertar mediante un fuerte sonido, mediante su sirena interior, y de una forma casi inmediata, de la presencia de humo en la vivienda.

La mayoría de los incendios que se produce en viviendas son los incendios en las cocinas. Estos suelen producirse durante el día, cuando se preparan las comidas. Pero curiosamente este tipo de incendios no son los que generan más número muertes en vivienda. La mayoría de los incendios con fallecidos, son incendios que se inician en la sala de estar o comedor, seguido de las habitaciones, y en horario nocturno y la causa más habitual del fallecimiento es por la inhalación de humo.

La finalidad de este aparato es reaccionar a tiempo, lo antes posible, para poner a salvo a las personas que hubiera en la vivienda. Y si es posible y tenemos los conocimientos y los elementos de extinción adecuados, intentar apagarlo, minimizando los posibles destrozos que ocasionaría si ese incendio fuera a mayores.

Tipos de Detectores de incendios

¿Qué tipo de detector de humo usaríamos en una vivienda?

En el mercado se encuentran muchos tipos de detectores autónomos y de muchos precios, pero ¿todos ofrecen lo mismo y con la misma confiabilidad?

La tendencia del mercado es colocar detectores autónomos que ya dispongan de baterías de duración de 10 años, no extraíbles, por lo tanto, no recambiables.

Donde colocar detectores de humos

Lo ideal es que con el tiempo el detector óptico de incendios se instalen en todas las estancias de una vivienda. Los detectores de humos cubren áreas aproximadas de 25m2 por lo que se debería colocar un detector de humos en cada estancia, con preferencia en la zona del comedor y/o del distribuidor y la cocina. Si tuvieramos que recomendar la colocación de detectores de incendios lo haríamos en primer luegar en la cocina y en aquellos lugares que tengan más riesgo de un incendio.

Si nuestra vivienda dispone de estufas o chimeneas deberemos instalar detectores térmicos de humos para detectar un incremento de la temperatura y disponer de un mecanismo de alarma mientras dormimos.

Precio de un detector de humo

¿Y el precio? Podemos encontrar en el mercado detectores autonomos de fácil instalación con baterías de 10 años de duración incorporadas desde 10 €, hasta los más sofisticados detectores inalámbricos con conexión wifi que rondan los 150 €.

Lo más importante es tener conciencia de que con los detectores de humos en nuestra vivienda podemos hacer nuestra casa más segura ante un posible conato de incendio y poder así tener más probabilidad de salvar la vida de nuestros mayores, nuestros hijos o incluso la nuestra.

Los equipos de protección contra incendios y la tecnología están ahí, no esperemos a que haya una ley o una norma que nos obligue a proteger nuestras viviendas con detectores de humos, quizás para encontes ya sea demasiado tarde.