Según indica el 112, fue un vecino el que, a las 21,30 horas del sábado, contactó con la central de emergencias para informar de un incendio en una vivienda situada en la avenida de Pontevedra. Seguidamente, el 112 pidió la colaboración de los bomberos de O Salnés y del GES de Valga para apagar las llamas que, posiblemente, se iniciaron en la campana extractora después de que uno de los ocupantes del domicilio se dejase una tartera al fuego.

LEER MAS: 20 Minutos