El riesgo de formación de una atmósfera explosiva (ATEX) está presente en una gran variedad de procesos afectando a un volumen importante de actividades, desde procesos de almacenamiento a manipulación de equipos. La mayor parte de estas actividades son realizadas por empresas externas, contratadas para la realización de servicios de limpieza o mantenimiento, por lo que la coordinación de actividades para eliminar y minimizar riesgos será fundamental.

LEER MAS: Coordinacion Empresarial