Los incendios que están asolando el norte y el sur de California ya han dejado un balance de 9 muertos y 35 desaparecidos. En total, se han consumido más de 500 kilómetros cuadrados y 300.000 personas se han visto obligadas a evacuar las zonas afectadas. El del condado de Butte, al norte de San Francisco, ya es el incendio más destructivo de la historia del Estado Dorado, mientras al sur, localidades como Malibú, Calabasas y Thousand Oaks están cercadas por las llamas.

LEER MAS: El Mundo