En España, se produce un accidente industrial cada hora, según la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), una de las principales causas de incendios en estas infraestructuras. Por eso, es esencial que los edificios sean lo más seguros posible y estén construidos de manera que, en caso de incendio, puedan evitar la propagación de las llamas y del humo. Y es que, aunque pensemos lo contrario, es más peligrosa la intoxicación por humo que las propias llamas del fuego.

LEER MAS: Rockwool