Disponer de detectores de humo en los hogares puede salvar vidas. De ello es consciente el Ayuntamiento de Alcorcón que, coincidiendo con la semana de prevención de incendios, tiene previsto repartir 250 detectores entre personas mayores, con discapacidad o problemas de movilidad. Hoy se ha instalado uno en el pasillo de la vivienda de Mari Ángeles, situada en la calle Sierra de Peñalara de la localidad madrileña, hasta donde acudió el alcalde, David Pérez, la tercera teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Ana Gómez, y representantes de la Fundación Mapfre, Eielectronics y de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB).

LEER MAS: La Razon