Durante la Feria de Abril de 2017, nueve coches de Cabify fueron reducidos a cenizas por un incendio presuntamente intencionado. Más de un año después, la investigación realizada por el Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla ha señalado a un posible culpable: la Guardia Civil ha detenido a un taxista residente en la localidad donde tuvieron lugar los hechos y perteneciente a asociaciones en defensa del taxi, que están a su vez siendo investigadas por coacción y amenazas a las VTC.

LEER MAS: Motor Pasion