Diez niños murieron en un incendio mientras se encontraban en una pijamada en Chicago, Estados Unidos. Los menores estaban en una casa solos sin la compañía de adultos, en un segundo piso, lo que dificultó la evacuación. Las autoridades investigan una posible negligencia y el origen del fuego, que se habría producido porque los pequeños estaban jugando con fuegos artificiales.

LEER MAS: 24 horas