Durante las dos últimas semanas se han extendido los incendios descontrolados, consumiendo la flora y la fauna amazónica a un ritmo alarmante. En lo que llevamos de año, se han registrado 72.843 incendios, en comparación con los 39.759 en el mismo período de 2018. Por este motivo, el pasado 2 de agosto se declaró un estado de emergencia en la zona que se extenderá por 180 días.

LEER MAS: La Razon