Un pavoroso incendio destruyó el 6 de agosto de 1918 toda la parte alta y ala derecha de la Audiencia de Sevilla, entonces situada en la plaza de San Francisco, en la actual sede de la Fundación Cajasol. El edificio sufrió importantes daños y se perdieron numerosos legajos.

LEER MAS: Diario de Sevilla