Noche de miedo, tensión, incertidumbre y muchos destrozos para toda una comunidad de vecinos. Un aparatoso incendio obligó ayer de madrugada a desalojar a todos los residentes de una finca de Mislata. Además, el fuego afectó a la red de suministros básicos del edificio, en concreto, a la luz y al agua.

LEER MAS: Las Provincias