Los propietarios del edificio de la calle Uría 58 de Oviedo, que quedó destruido en abril de 2016 por un incendio en el que perdió la vida el bombero Eloy Palacio, han exigido la responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento de Oviedo, al que reclaman por la vía contencioso-administrativa los daños causados que valoran en cerca de un millón de euros.

LEER MAS: La Voz de Asturias