El incendio de la región portuguesa del Algarve, en el sur del país, sigue activo, aunque desde las últimas horas la situación es «más estable», ha informado la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), entidad que coordina las labores de extinción. El fuego se declaró el pasado viernes por la tarde y ya ha arrasado entre 15.000 y 20.000 hectáreas. Sobre el terreno trabajan 1.433 bomberos apoyados por 447 vehículos terrestres de extinción.

LEER MAS: El Pais