Vecinos del barrio de Sant Roc de Badalona, donde el sábado se produjo un incendio en un bloque de pisos con el resultado de tres muertos y más de 30 heridos, denuncian que las llamas se iniciaron en un piso ocupado donde probablemente se pinchaba la luz de forma ilegal. Por el momento, los afectados por el siniestro no podrán regresar a sus viviendas en los próximos días.

LEER MAS: La Vanguardia