Las instalaciones del Real Club Náutico de Vigo sirvieron de escenario esta mañana a un curso práctico para personal de marinas deportivas que contó -como parte de su contenido- con un vistoso simulacro al aire libre. En torno a las 11.00 horas se simuló un incendio en un yate atracado en la dársena de As Avenidas. La embarcación estaba amarrada al lado de la gasolinera del club, que está provista de dos surtidores, uno para gasolina y otro de gasóleo, con una capacidad total que ronda los 40.000 litros.

LEER MAS: Faro de Vigo