Según las primeras líneas de la investigación, el incendio se ha originado en la cocina, más concretamente en una freidora, y el encargado de seguridad ha intentado apagarlo con un extintor, pero las llamas se han propagado muy deprisa, extendiéndose por todo el local y provocando la explosión de varias bombonas, según relata el propietario.

LEER MAS: Marca