A las nueve y media de la noche, saltaban todas las alarmas, se declaraba un incendio en un polígono industrial de Tenerife. Las llamas se podían ver desde varios kilómetros y fueron los vecinos los que dieron la voz de alarma. Los bomberos tardaron cerca de 3 horas en lograr controlarlo. Se trataba de un negocio familiar, pequeño, ellos lo han perdido todo.

LEER MAS: ABC