El incendio forestal declarado este jueves en el municipio de Garafía, en La Palma, se encuentra estabilizado tras amainar el fuerte viento que ha soplado en la isla y la aparición de la lluvia sobre las 22:00 horas. El alcalde de este municipio, Yeray Rodríguez, ha confirmado a Efe que ya no se ven llamas y solo queda algún pino ardiendo mientras que los vecinos que habían sido desalojados por prevención han vuelto ya a sus casas.

LEER MAS: El Confidencial