Unas 50.000 personas recibieron órdenes de evacuar sus hogares al norte de Los Ángeles este jueves debido a un veloz incendio que se salió de control empujado por fuertes vientos que se expande por diferentes zonas del norte y el sur de California.

LEER MAS:  El Mundo