El incendio que se declaró la noche del miércoles a las afueras de Huesca se ha dado ya por extinguido. En él estuvieron trabajando bomberos del Ayuntamiento de Huesca y cuadrillas del Gobierno de Aragón. Las primeras llamas se avistaron sobre las 20.00, entre el polígono industrial Sepes de la capital oscense y la localidad de Quicena.

LEER MAS: Heraldo