Los focos estaban separados por apenas un kilómetro de distancia.

LEER MAS: La Verdad