A pesar del aparente estancamiento en el desarrollo de normas, estamos en un momento de cambio profundo en el uso de las tecnologías de la información, asociadas o formando parte de los sistemas de detección y alarma de incendio.

Las propuestas más innovadoras, como la incorporación de la IA (Inteligencia Artificial) asociada a un sistema distribuido de sensores y el análisis de datos sintéticos, probablemente abren un gran abanico de posibilidades, aunque todavía estos escenarios están lejos de una aplicación práctica.

LEER MAS: Cuadernos de Seguridad