El cadáver de una mujer de 40 años, hallado tras una explosión en su vivienda situada en el barrio La Matula en Las Palmas, presenta signos de haber sido apuñalada al menos en una ocasión. Por este motivo, la investigación se trata como un caso de violencia de género y el juez de guardia que acudió a levantar el cadáver se inhibirá en los próximos días a favor de uno de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer de la capital grancanaria. Su marido será trasladado en las próximas horas a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla debido a la gravedad de las heridas.

LEER MAS: La Opinion A Coruña