El Consorcio ha explicado que el fuego se localizaba en la cocina, en la zona de cocción, por una olla al fuego. Cuando llegó Bomberos el incendio ya estaba casi extinguido, ya que Policía Local y un vecino habían arrojado dos extintores de polvo. Dos miembros de la familia, el propietario y una de sus hijas, fueron trasladados al hospital por inhalación de humo, polvo y ansiedad.

LEER MAS: La Voz Digital