Unos 200 pacientes fueron evacuados de uno de los pabellones del Hospital Federal de Bonsucesso, uno de los centros médicos de referencia de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, por un incendio que destruyó parte de su depósito y que los bomberos demoraron tres horas en controlar. Pese a que el incendio no dejó víctimas, la dirección del hospital confirmó que dos pacientes con COVID-19 que estaban en estado muy grave, murieron durante el proceso de evacuación por el agravamiento de su situación.

LEER MAS: El Periodico