Alrededor de las ocho de la tarde de este miércoles, 20 de junio, los servicios de emergencias de la Generalitat han recibido el aviso de un incendio en Tarragona. El humo negro, que podía verse en el patio de luces del edificio situado en el número nueve de la calle Eivissa de la ciudad, ha alertado a los vecinos. Todo ha quedado en un susto, ya que lo que ha quemado ha sido el motor de una lavadora de uno de los domicilios del edificio. Mientras han actuado los Bombers de la Generalitat, Guàrdia Urbana ha mantenido cortado el tráfico en la vía.

LEER MAS: Diario de Tarragona