El suceso se ha producido de manera accidental cuando uno de los ocupantes se ha dejado una sartén en el fuego. Rápidamente se ha extendido y ha prendido parte de la vivienda, un ático de la quinta planta, al tratarse de una cocina abierta, y se ha llenado de humo la casa. Los dos ocupantes son dos personas mayores, una de ellas en silla de ruedas, que han podido salir del inmueble por sus propios medios.

LEER MAS: Heraldo