Aunque a veces se abusa del uso de la denominación de incendio de sexta generación, los especialistas consultados están de acuerdo en que el de sierra Bermeja, en Málaga, es un fuego especial. La clasificación de incendios por generaciones se utiliza en el argot de los técnicos de extinción para categorizar los distintos tipos de fuego y mostrar cómo han evolucionado estos sucesos en el tiempo: no existen unos parámetros cuantitativos específicos que determinen de qué generación es cada fuego, pero sí unas particularidades que los hacen muy diferentes. Desde los fuegos de primera generación de los años 50 y 60, cuando empiezan a abandonarse los campos de cultivo por el éxodo rural, a los superincendios casi imposibles de apagar de la sexta.

LEER MAS: El Pais