El caos de las primeras horas del incendio de Paradise, California, está tomando forma de números. En el lento trabajo de recuperar cadáveres de entre los escombros fueron halladas 15 nuevas víctimas mortales entre el jueves y el viernes, con lo que la cifra asciende a 71, mucho más del doble que el anterior incendio más letal de la historia de California. Las autoridades ofrecieron también un dato tan desconcertante como revelador de la magnitud de la catástrofe: la cifra de desaparecidos oficial creció de golpe de 130 a 631 personas el jueves y a más de 1.000 el viernes.

LEER MAS: El Pais