La Comunitat Valenciana ha cerrado el año 2019 como el menor en número de incendios de los últimos 33 años de la serie 1986-2019. Una cifra récord que, en superficie quemada, baja de las 1.000 hectáreas y se coloca como el año con mejores datos de la década, según la Conselleria de Emergencia Climática.

LEER MAS: Las Provincias