Un tren de alta velocidad alemán se ha incendiado este viernes con 510 pasajeros en su interior. Por suerte, el convoy pudo ser desalojado sin lamentar heridos gracias a que un policía que viajaba alertara del olor a quemado y activara el sistema de frenado de emergencia.

LEER MAS: La Vanguardia