Pese a esta positiva evolución, todavía no puede considerarse un cambio de tendencia a la baja, debido principalmente a la situación creada por los malos datos de 2016 y 2017 y a los resultados del primer trimestre de 2019, que han sido los peores desde 2010, con 75 víctimas mortales.

LEER MAS: La Vanguardia