Un dispositivo compuesto por más de un centenar de operativos probó ayer en un simulacro de incendio forestal desarrollado en la localidad de Benahavís los procedimientos de activación, movilización de medios y coordinación entre administraciones para estar preparados de cara a la campaña de verano y época de alto riesgo, que comienza el próximo 1 de junio, en un simulacro de emergencia organizado por la Delegación del Gobierno de Málaga.

LEER MAS: La Opinion de Malaga