El confinamiento y una primavera lluviosa han propiciado que, hasta mediados de agosto, la superficie forestal afectada por incendios en 2020 se haya reducido un 45 % en relación con la media de la última década. Los datos del Ministerio de Agricultura, hasta el 9 de agosto, con carácter provisional, y sujetos a ajustes derivados de la discriminación de incendios ocurridos en terrenos no forestales o la medición precisa de las superficies afectadas, ofrecen un total de 5.144 siniestros (conatos e incendios), 6 grandes incendios (mayores de 500 ha.) y superficie forestal afectada, 28. 434 ha., frente a las 54.726 ha. (media de la década) y las 60.339 ha. en 2019.

LEER MAS: Cuadernos de seguridad