La autopsia trata ahora de determinar si la víctima murió por causas naturales durante la quema o si se trató de un accidente. El cadáver de un hombre de 90 años, vecino de Tuxe (municipio ourensano de O Bolo, 950 habitantes), fue hallado ayer a medianoche por agentes de la Guardia Civil de A Rúa en medio de una hectárea de terreno devastada por un fuego que ya se había apagado.

FUENTE: El País