El hombre fallecido en el incendio de una vivienda en Artaiz, a falta de corroborar su identidad con las pruebas de ADN, es Mikel Cabodevilla Rodríguez, de 37 años y vecino de la localidad. La investigación forense confirmará si los restos hallados en la casa se corresponden con los del inquilino de la vivienda, un hombre soltero que trabajaba en TRW y Siemens Gamesa, que había sido dado por desaparecido desde el suceso.

LEER MAS: ABC