Es una tecnología alternativa al sistema cableado, fiable y económica, pero que también puede utilizarse de forma independiente o complementaria a un sistema cableado, formando así un sistema híbrido.

Gracias a estas características puede aplicarse de orma exitosa a edificios históricos y/o difíciles de cablear, pero también se convierte en una opción excelente para proyectos con plazos ajustados y protección contra incendio provisional. También es una opción idónea para implementarla en oficinas, nuevas empresas o hoteles entre otros.

LEER MAS: Cuadernos de Seguridad