La cifra de muertos por el incendio en una toma clandestina de un oleoducto en México aumentó a 109, luego de que diez personas más murieran en hospitales, informó el viernes el secretario de Salud. Jorge Alcocer precisó que las 10 víctimas sufrían de quemaduras severas y murieron entre el miércoles y la mañana del viernes. Agregó que los hospitales continúan atendiendo a unos 40 lesionados.

LEER MAS: Nuevo Herald