Su invento hace uso de un subwoffer Pyle que produce ondas sonoras de baja frecuencia y una fuente de alimentación ATX. A Seth Robertson y Viet Tran se les ocurrió está idea sabiendo que las ondas de sonido son también ondas de presión o mecánicas y, por tanto, pueden ocasionar un impacto en los objetos. 

LEER MAS: Profuego