Las enormes llamas que salían del último piso de un edificio ubicado en el número 25 de la calle Santa Doradía, esquina con la avenida de la Costa, en Gijón, activaron todas las alarmas. Los bomberos se desplazaron a la céntrica calle y desplegaron los medios para atajar el incendio desde lo alto del edificio. El dúplex en el que se inició el fuego estaba en esos momentos ocupado por tres personas que lograron salir del piso por su propio pie. Según sus primeras declaraciones, el incendio comenzó en la planta de arriba, y partió de una lámpara de noche.

LEER MAS: El Comercio