El exalcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán, fue condenado a año y medio de cárcel y 21 meses de inhabilitación política tras declararse culpable de autorizar unos fuegos artificiales durante las fiestas de abril de 2014 en la localidad de la Ribera Baixa, fuegos que provocaron un incendio en la montaña colindante a Cullera. El castillo se disparó a pesar de que se había declarado un nivel 3 de preemergencia por riesgo de incendios, lo que provocaba que el castillo «no era autorizable», según el informe emitido por el grupo de investigación de incendios forestales.

LEER MAS: Levante EMV