Un miembro de Protección Civil y un bombero fuera de servicio tuvieron que afrontar, con ayuda de los vecinos, la extinción de un incendio ocurrido en un restaurante de Boltaña, el Asador Avenida, el pasado domingo. El suceso ha vuelto a evidenciar la falta de profesionales en el Sobrarbe. «Estamos desasistidos», lamentó el alcalde, José María Giménez.

LEER MAS: Heraldo