Ocurrió a las siete de la tarde. En la calle San Roque, en un bajo comercial en desuso que estaba siendo utilizado por una persona sin hogar, se inició un incendio. Aunque no fue nada grave, la presencia de los bomberos obligó a desviar el tráfico y generó cierta alarma en medio de la tranquilidad navideña.

LEER MAS: La Voz de Galicia