En Rusia hay alrededor de 150 focos activos de incendios forestales cuyas llamas abarcan ya una superficie cercana a los 3 millones de hectáreas en varias regiones de Siberia. Un fuego que se ve desde el espacio, gracias a las imágenes ofrecidas por los satélites.

LEER MAS: La Vanguardia