En la cárcel de Villena, en Alicante, un preso provoca un incendio en su celda. Los funcionarios acuden a apagar el fuego y cuando entran se lo encuentran desmayado por el humo. Estaba escondido con un cuchillo entre sus manos. Había quemado su colchón para apuñalar a los funcionarios cuando fueran a rescatarle.

LEER MAS: Antena 3