Más incendios y más víctimas mortales. Es el balance que ha dejado 2019, año en el que un total de 165 personas perdieron la vida como resultado de un fuego. De éstas, 125 de ellas fallecieron en la vivienda, lo que revela que 2019 registró un importante incremento: un 34%, con respecto a los datos de 2018. Si se analizan los datos aportados por este estudio desde 2010, el año 2019 se encuentra exactamente en la media de fallecidos de estos últimos 10 años, que es de 165 muertos.

LEER MAS: Cuadernos de Seguridad