Un almacén de maderas de Montuïri se convirtió ayer de madrugada en un auténtico infierno. Durante cinco horas y media, numerosas dotaciones de Bombers de Mallorca estuvieron combatiendo el avance de las llamas hasta que, por fin, fue sofocado.

LEER MAS: Diario de Mallorca